Archive for Reflexionamos…

Cáritas. Spot de Alejandro Toledo

Simplemente os muestro el reflejo de nuestra cruda realidad…la de todos.

Soy educadora en el comedor social de Cáritas en Sant Cugat del Valles. Supuestamente es uno de los pueblos mas ricos de españa. No lo pongo en duda. Sin embargo yo como voluntaria del comedor contemplo otra realidad. Una realidad que poco tiene que ver con la riqueza que se anuncia en este lugar. Mas bien todo lo contrario. La realidad que yo veo, es la de personas que viven sin techo, sin agua en las casa donde se alojan, sin ropas que los haya tapado del frío de estos dias atras, sin comida, sin autoestima, sin ganas de vivir,…personas que sufren pensando que el fin de semana tendrán hambre sus hijos y no estará abierto ni el colegio ni el comedor social donde se les de una sola comida al día.

Axel me acaba de pasar un video. Este video refleja la realidad que vivimos en el comedor, aunque tras salir de este se contemple nuevamente la hermosa ciudad de Sant Cugat llena de zonas verdes y con una limpieza extrema de sus calles. Parece que no es lugar para personas que por diversas circunstancias se encuentran en esta situación. Lo peor de todo es que no parece haber ningún lugar, pero en ninguna parte…

mi solucion, o mi propuesta de mejora al problema consiste en estar ahi, en hablar con ellos, en ayudarles de algun modo a mantener una esperanza por pequeña que sea.

Mi aportacion no es economica, pero si afectiva, les regalo mi atencion, mis sonrisas, abrazos y besos. SENTIMIENTOS que surgen sin necesidad del dinero, simplemente de ser  yo misma.

Simplemente os muestro el reflejo de nuestra cruda realidad…la de todos.

Ángel de la Humildad.

Yo soy el Ángel  de la Humildad

Mi aura es de ternura, de paciencia, de tolerancia y de compasión.

Una persona que personifique la humildad hará el esfuerzo de escuchar y de aceptar a los demás.

Cuanto más acepte a los demás, más se tendrá a esa persona en gran estima y más se la escuchará.

Una palabra dicha con humildad tiene el significado de mil palabras.

Reflexionemos…